Confesiones de Taller {1}

28.11.15

Cuando me detengo a observar mi alrededor escucho constantemente contradicciones. Las personas se oyen poco, y pelean demasiado. Es agotador, realmente agotador. Lo digo por experiencia propia.
Cuando voy a eventos o talleres, siempre veo como mujeres que son adultas actúan como adolescentes. Una cosa es tomar lo divertido de la juventud y otra es tomar la parte negativa. La rebeldía sin sentido.
La competencia en quien termina un trabajo antes que el otro, o quien eligen el "gran proyecto" según que hayan elegido los demás, es algo que últimamente vivo día a día.
¿Por qué competir cuando podemos todos hacer algo diferente y hermoso a la vez?¿Por qué decir una cosa, y luego con las acciones demostrar lo contrario?
Todos somos uno y uno somos todos. Cuando el arte fluye, cuando el tiempo no es el protagonista y la mirada del otro queda de lado, los trabajos brillan porque a uno le gusta, y disfruto hacerlo. En definitiva, eso es lo que busco en un taller.


•Stella

No hay comentarios

Publicar un comentario