No es una utopia

31.12.14


Guías a las almas perdidas que habitan el pabellón de las formas. Donde la oscuridad, y el orden excesivo mata todo acto creador. Sin embargo, tu estas allí de incógnito salvando a cada una de ellas. Animándolas a conocer su valor personal, dándoles una nueva melodía a su vida. 
Tú me salvaste. Tu abriste mis ojos y mi mente. No somos románticos, no somos iluminados. Somos intensas personas que buscan libertad. 

No hay comentarios

Publicar un comentario