Fragmento de "Paraíso Robado" Judith McNaught

28.5.11

 "–¿Eso es todo? –preguntó Matt con sarcasmo.
–No, todo no; pero es lo principal. –Observó el rostro de Matt en busca de un signo, un poco de calor, algo que le diera a entender que a su marido aún le importaba. No vio nada, solo reparó en que la concurrencia los miraba–. Les dije.. –Se le quebró la voz, temerosa de que él no quisiera seguir escuchando su historia.–¿Qué les has dicho? –inquirió él, impasible, y Meredith interpretó la pregunta como si la instara a seguir hablando.–Les he dicho... –declaró ella levantando con orgullo la barbilla– ¡lo que tú me dijiste!Matt seguía mostrándose impasible.–¿Los mandaste a la mierda?–Bueno, no exactamente –contestó ella–. Verás, los mandé al demonio.Matt no hizo comentario alguno y Meredith se sintió desolada cuando de pronto vio un brillo en los ojos de su marido, que luego sonrió.–Y después –continuó Meredith, esperanzada–, me llamó tu abogado para decirme que si no pido el divorcio en un plazo de seis días, lo pediría él en tu nombre al día siguiente. Le contesté...Volvió a interrumpirse por la emoción y Matt acudió en su auxilio.–¿También lo has enviado al demonio?–No. A la mierda."

No hay comentarios

Publicar un comentario